Jesús dice… olvidad el tiempo y poneos a trabajar

<= atrás

2016-03-08 - Jesús dice olvidad el tiempo y poneos a trabajar

Jesús dice: olvidad el tiempo y poneos a trabajar
ES => PDF   EN/DE => VIDEO/AUDIO/PDF

8 de marzo de 2016. Palabras de Jesús a la hermana Clare.

Que Dios os bendiga, Arraigados en el corazón. Esta noche tenemos un mensaje maravillosamente liberador del Señor. Tengo muchas ganas de compartirlo con vosotros.

Me quedé de piedra al principio, y tuve que pensar bien en lo que Él estaba diciendo. Pero cuando llegamos al final del mensaje, lo entendí perfectamente. Así que escuchad hasta el final, y no reaccionéis contra ninguna parte si podéis evitarlo, ¿vale?

Como sabéis, he estado trabajando mucho mucho con otras cosas: el pen drive, que probablemente saldrá a producción esta semana, y os diré cuándo está disponible, y cuándo podéis descargar los contenidos desde nuestra web.

Hemos estado trabajando a toda prisa, porque suponíamos que no nos queda mucho tiempo. El Señor me dijo algo muy interesante sobre esto. Lo voy a compartir con vosotros.

También me ha estado dando canciones. Me ha estado animando a crear música, y no pensé que fuera a volver a crear música en este lado del Cielo. No es que quiera desatenderos, chicos, pero aparte de hacer esto, querría emplear mi tiempo de mejor forma.

También me ha hablado de hacer un retrato de Él y estaba pensando en estas dos cosas cuando me iba hablando. Pensé: “Señor, estas cosas no se hacen de un día para otro. ¿Qué pasa aquí?” Y tuve esta sensación de libertad, como si hubiera algo delante de mí, como un muro acercándose, y que ese muro desaparecía. De repente, la visión era clara y podía ver hasta millas de distancia. El sol brillaba. Era una sensación muy extraña. Él la explica aquí.

Dije: “Señor, ¿por qué me siento así, como si tuviéramos dos años más o algo así? ¿Por qué me siento así? De repente, ¡siento tanta libertad!”

Me respondió: “Descansa en la paz que te doy”.

“Oh, Jesús, quiero proclamar Tu amor de todas las formas posibles para que otros puedan enamorarse de verdad de Ti. Me entristece tanto que el artista no nos deje utilizar el dibujo de Ti, cuando revela tanto a las almas hambrientas. Es muy difícil para mí. Quiero hacer un retrato de Ti, uno que lo contenga todo y que cautive los corazones de la gente”.

“Sabes que puedo utilizar una roca para ese fin”.

“Sí, y lo has hecho más de una vez. Tengo muchas piedras que hablan, que están consagradas y hablan.

Respondió: “Tienes razón. Sólo estaba bromeando contigo y poniéndolo en perspectiva. Consagrado está lo que lo está, y muchas imágenes de Mí están consagradas”.

“Sí, lo sé. Pero…”

“Te gusta mucho esa, ¿verdad?”

“Sí”.

“A mí también. Pero tú podrías hacer una mejor”.

“¿Sí?”

“Sí”.

“Con la ayuda del Señor puedo hacer cualquier cosa. Pero no hay tiempo para todas estas cosas: dibujos, canciones… Estoy empezando a sentirme confundida. Estas cosas no se hacen de un día para otro”.

“¿No dije que estuvierais ocupados con Mis asuntos cuando venga? Me encantaría verte haciendo un retrato de Mí cuando venga… o mejor aún, terminándolo”.

“Pero no hay tiempo”.

“¿Qué es el tiempo para Mí? Los he estado sacando a todos de su autocomplacencia para que empezaran a operar a un nivel más alto. He estado apretando el trabajo de la gente y he elevado sus resultados a nuevos niveles. Ahora quiero que operen desde ese nivel sin estar mirando el reloj. Sin ese estrés por el tiempo, sino cumpliendo con libertad lo que les pida el corazón. A algunos no les gustará, y objetarán, pero los hechos son hechos, y yo no he venido todavía. Vendré cuando venga, y vosotros estaréis operando en niveles óptimos. Esto es lo que estoy haciendo con Mi cuerpo.

Mi gente y Mi novia han estado durmiendo en los brazos del mundo. Os he mostrado vuestro final, habéis acelerado y ahora estáis en la posición para cumplir mucho más para Mí. No paréis ahora, porque estáis dando abundante fruto. Cuando los acontecimientos sucedan, muchos acelerarán el motor a quinta, superarán todo récord, para cumplir Mi voluntad.

Pero de momento os he elevado a un nivel de producción que no habíais conocido nunca y que es como debería ser. Habéis valorado en serio vuestro final, ya sea por muerte o por traslado al Cielo, pero en cualquier caso, cara a cara conmigo”.

“Señor, recuerdo un hombre santo que decía que preguntara a la hermana Muerte antes de decidir nada. En otras palabras: ¿sería esto algo de lo que estarías orgulloso cuando murieras?”

“Justamente. Como el enemigo ha sembrado mentiras sobre el nacimiento de la Tierra y sus años, la gente ha caído en un pensamiento relajado: dentro de diez mil años pasará esto y esto otro. No, la Tierra no ha existido tanto tiempo. Puede pasar mucho en un día. No tenéis un sinfín de generaciones para destruir la Tierra y destruiros entre vosotros.

Mi juicio llega pronto, pero hasta entonces, tomad vuestra cruz y seguidme. Cread libremente, sin la presión del tiempo. Servid libremente, predicad libremente. Sí, queda poco tiempo, pero podéis sacar el máximo provecho de lo que tenéis ahora como si tuvierais más tiempo. El tiempo es una ilusión, Clare, y está totalmente en Mis manos. No estoy cambiando nada, sino que os he apretado para llegar más y más alto. He utilizado los acontecimientos que se acercan para hacerlo. Ahora quiero que sigáis sin el miedo por el tiempo.

Haced lo que haya en vuestro corazón, mantened vuestros ojos y corazón en Mí, y el tiempo pasará volando. No está en Mi corazón ni en Mi voluntad que estéis bajo el yugo del tiempo. Más bien quiero que viváis, sirváis y creéis libremente sin este miedo erosionante constantemente pisándoos los talones. Lo que empecéis, Yo lo terminaré… aquí en la Tierra o en el Cielo. En otras palabras, seguid vuestra inspiración, seguidla con amor y pasión sin estar pendientes de ningún perrillo ladrando e intentando morderos los talones, recordándoos que queda poco tiempo.

No entréis en pánico. Nada ha cambiado. Nada. No os he dado una fecha a propósito. No os he dicho “en tal o tal día”. He dicho “semanas”. Nada de esto ha cambiado. Lo que ha cambiado o lo que quiero que cambiéis es cómo miráis el tiempo. Ya no deberíais sentiros intimidados por el reloj. Mantened los ojos en Mí y en el trabajo ante vosotros. Lo que empecéis, Yo lo terminaré. Nada que hagáis será en vano. Nada. Porque Mis palabras nunca vuelven vacías a Mí”.

“Señor, ¿te oí bien cuando hablaste de los tres días de oscuridad? Cuando vimos eso juntos, llegamos a entender que ese suceso no será como la gente piensa”

Aquí me refiero a que algunas personas creen que habrá tres días de oscuridad, y durante ese tiempo serán tomados (una especie de pre-Rapto), y que habiendo sido transformados y habiendo recibido cuerpos glorificados, volverán a la Tierra pasados los tres días para servir 40 días, hasta el Rapto final de todos los demás. Y Le preguntaba, porque Él dijo que NO será así. Es una decepción. Por eso dije: “Señor, ¿te oí bien cuando hablaste de los tres días de oscuridad?”.

Me respondió: “Sí”.

“Entonces no habrá esos tres días ni la transformación de las personas para trabajar aquí?”

“No, ese no es Mi plan. Lo que te he dicho, Clare, es fiable”.

“Señor, no me cuadra lo que me estás diciendo con los marcos de tiempo de los que me has hablado. Me duele mucho. ¿Me he confundido?”

“No, Mi amor, no he permitido que te confundas. Lo que estoy pidiendo es que os olvidéis del tiempo y os pongáis a trabajar. ¿Cuánto más simple puedo ser? Lo que empecéis, Yo lo terminaré. Clare, habéis estado agobiados por el tiempo. Esto lo he terminado. Sucederá cuando suceda y estaréis ocupados hasta entonces. He prometido que lo que empecéis para Mí, Yo os lo terminaré. Déjame preguntarte, Querida: ¿qué perdéis con esta propuesta?”

“Nada”.

“Exacto. Os estoy quitando la carga del tiempo de vuestros hombros y dándoos permiso para crear según los deseos de vuestro corazón. ¿Qué puede haber más maravilloso que esto?”

“Mmm.. a ver… ¿Una mente y cuerpo sanos?”

“Y mientras hablamos, tú encuentras la energía para continuar con tu trabajo para Mí. No dices tú siempre en broma: donde Dios guía, Él provee. Pues estoy proveyendo. Y para vosotros, Mis novias, os digo que no os rezaguéis. Ya habéis visto lo corta que es vuestra vida. Vivid para Mí, no para el mundo, y no tendréis nada que temer en el momento que se os tire encima la eternidad.

Habéis acelerado hasta niveles muy altos de servicio para Mí. Quiero que sigáis así, vivos y como si fuera vuestro último día, hasta que levante los topes. Entended, Mis Queridos, que cuando este mundo cambie, será tan radical, tan catastrófico, tan vuelto al revés, que detesto hacerlo. Que viene, os lo aseguro. El reloj está sonando, pero todos vosotros habéis estado estresados al máximo por el tiempo, preparados para salir.

Lo que os estoy pidiendo ahora es que os relajéis, y continuéis produciendo para Mí a este nivel pero sin el estrés de que el tiempo se termina, posiblemente mañana. Os estoy pidiendo entrega al momento, entrega al trabajo que he asignado a cada uno, y entrega a Mí. Sumergíos en este trabajo sin preocuparos por el fruto. ¿No soy Yo Señor de la cosecha?

Trabajad con absoluta entrega en cuanto al tiempo, y sed libres como pajarillos, libres para volar y piar, cantar y rezar, a la vez que descansando en la palma de Mis manos, sabiendo que todo lo bueno que hagáis para Mí me gusta mucho.

He permitido que trabajéis bajo las limitaciones del tiempo para forzaros a un nivel más elevado, para que alcanzarais un estado óptimo de cooperación con Mi Espíritu para cumplir Mi voluntad. Ahora sencillamente os estoy pidiendo que dejéis de contar los días y mirar el reloj, y disfrutéis del trabajo. Sumergíos en la colaboración con Mi Espíritu y disfrutad lo que hagáis junto con Él.

Así se cumplirán las Escrituras, en que vendré efectivamente en la hora que menos lo esperéis. Y como estaréis 100% dedicados a Mi voluntad en ese momento, vuestra recompensa será grande”.